¡Adopta, no compres!

adopta-no-compres

Razones para convencerte de que es mejor adoptar que comprar

  • Los animales recogidos en perreras o refugios están a salvo de agresiones y atropellos, pero normalmente se amontonan, sin espacio ni comida y sin el amor de una familia y los mimos y atenciones de la misma.
  • En la calle pasan miedo, están desorientados, sufren frío y calor, hambre y sed, vagan asustados buscando algún lugar donde guarecerse; en ocasiones son agredidos y como no saben de quién pueden fiarse, huyen cuando alguien, a veces con buenas intenciones, se les acerca, acabando muchas veces bajo las ruedas de algún vehículo.
  • Ellos sabrán reconocer quién les salvó la vida y les dio el calor de un hogar, por eso son muy fieles y te estarán agradecidos hasta el fin de sus días y tú, cuando te miren a los ojos, te sentirás doblemente satisfecho, sabiendo que  las caricias y el cariño que les das, quizá nunca los hubieran tenido.
  •  Los criaderos son fábricas que contribuyen a aumentar el censo de la población canina, estos perros, ocupan un lugar que podría salvar a los que esperan impacientes una oportunidad. En muchas ocasiones sólo les interesa el rendimiento económico, y por ello explotan a las hembras hasta el momento en que ya no sirven para procrear; las crías que no son perfectas y aptas para su venta sin ningún “defecto”, son igualmente sacrificadas.
  • Los criaderos constituyen siempre un comercio de seres vivos y una competencia para los perros abandonados.
Cuando compras un perro te conviertes en un engranaje de este siniestro mecanismo. No contribuyas a él. Recuerda:

“UN AMIGO NO SE COMPRA, NI EL AMOR TAMPOCO”
¡ADOPTA, NO COMPRES!

Comments are closed.